Jugo de Alore Vera: Tonifica e hidrata la piel en profundidad. Limpia la piel es un antiséptico natural que ayuda a la desobstrucción de los poros y la eliminación de toxinas. Propiedades calmantes y antiinflamatorias. Ayuda al proceso de cicatrización.
Es de origen orgánico.

Aceite de Ricino: Poderoso hidratante y regenerador celular, anti-arrugas. Antiinflamatorio natural. Ayuda a frenar la aparición de acné gracias a sus propiedades antibacterianas.
Es de origen orgánico.

Manteca de Karité: Hidrata, calma y nutre la piel en profundidad. Protege la piel del sol y del frío. Ayuda al proceso de cicatrización y ayuda a combatir la aparición de estrías, arrugas y acné. Es de origen orgánico.

Agua floral de Caléndula: Estimula la producción de colágeno. Calma y alivia las irritaciones de la piel. Propiedades regeneradoras, protectoras y antiinflamatorias. Ayuda a tratar cicatrices y marcas de la piel. Es de origen orgánico.

Aceite de Semillas de Albaricoque: Regenera, hidrata y nutre la piel en profundidad. Reduce los signos de envejecimiento. Calma las irritaciones de la piel y eczemas.
Es de origen orgánico.

Manteca de Cacao: Hidrata y nutre en profundidad, manteniendo la piel flexible. Es un poderoso antioxidante que ayuda a prevenir la aparición de arrugas y estrías. Alivia la sequedad e irritación de la piel. Es de origen orgánico.

Extracto de Vainilla: Poderoso antioxidante con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Ayuda a la transpiración de la piel, elimina impurezas y destapa los poros.

Vitamina E: Poderoso antioxidante. Combate los radicales libres, previene el envejecimiento prematuro, la aparición de arrugas y de líneas de expresión. Propiedades antiinflamatorias, calmantes y fotoprotectoras.