Aceite de girasol (ORGÁNICO): Rico en ácidos grasos omega-6 y vitamina E. Agente reparador de la piel. Hidrata y calma la piel. Es un antiinflamatorio y antibacteriano natural. Antioxidante gracias a su alto contenido en vitamina E. Contiene vitamina A.
Aceite de soja (ORGÁNICO): Alto contenido en vitaminas, minerales y, sobre todo, isoflavonas con propiedades antioxidantes. Regenera, hidrata y reafirma la piel. Penetra con facilidad en la epidermis y estimula la síntesis de colágeno y elastina. Antioxidante.
Aceite de semilla de uva: Rico en vitamina E, omega 6 (ácido linoleico) y una gran cantidad de antioxidantes como los taninos y el resveratrol. Antioxidante que protege la piel frente a los radicales libres. Nutre, repara y protege la piel. Gracias a sus propiedades antioxidantes ayuda a eliminar cicatrices y a rejuvenecer los tejidos de la piel. 
Aceite de Albaricoque (ORGÁNICO): Hidrata, calma, regenera y aporta nutrición a la piel. Reduce los signos de envejecimiento. Efecto reafirmante que ayuda a combatir la celulitis, dejando una piel firme y elástica. Ideal para pieles sensibles, calma los eccemas y cualquier tipo de irritación de la piel. Rico en ácidos monoinsaturados y en vitaminas A, del complejo B y E. 
Commiferolina: Previene el envejecimiento prematuro de la piel gracias a sus propiedades antioxidantes. Actúa como calmante y antiinflamatorio, ideal para pieles sensibles o irritadas. Tiene la capacidad de promover la síntesis de triglicéridos intracelulares ayudando a reducir arrugas o celulitis y dando a la piel un aspecto más liso y tonificado. 
Extracto de frutos de Espino Amarillo (ORGÁNICO): Es una de las fuentes vegetales más ricas en vitamina C. Además contiene vitaminas E y K, antioxidantes naturales como los polifenoles y carotenoides, aminoácidos y minerales. Previene el envejecimiento prematuro de la piel y actúa como un antiinflamatorio natural. Propiedades hidratantes, regenerador celular y cicatrizantes. La vitamina C estimula la circulación y previene la aparición de celulitis. 
Vitamina E: La vitamina E es el antioxidante liposoluble más importante. Combate a los radicales libres. Previene el envejecimiento prematuro de la piel, las líneas de expresión y arrugas. Actúa como fotoprotector y antiinflamatorio. Calma y regenera las pieles agredidas. 
Extracto de romero (ORGÁNICO): Propiedades antioxidantes que protegen y dan vitalidad a la piel. Contiene ácido rosmarínico con características antiinflamatorias y antibacterianas, idóneo para pieles sensibles e irritadas. Relaja a la vez que revitaliza. Es un antiséptico natural. Activa la circulación sanguínea, lo que combate la retención de líquidos y permite eliminar la celulitis. De propiedades astringentes. Ayuda a la piel en el proceso de cicatrización. 
Extracto de Melisa: Efectos antimicrobianos y seborreguladores, muy útil en pieles con acné. Calma y refresca la piel irritada. De efecto antiinflamatorio y antioxidante. Aporta una agradable fragancia que contribuye a nuestro bienestar físico y mental.